Vive como un Espartano: Día del No Carro

Original publicado en Bold & Determined: Live Like a Spartan : Own Your Own Carspartancar-ds[1]

“Comprar” o alquilar un vehículo último modelo es una de las cosas más estúpidas que puedes hacer. Pongo “comprar” entre comillas, porque cuando compras un carro nuevo, es más probable que lo hayas comprado en algún tipo de financiación con un banco o concesionario. En realidad no estás comprando nada, te endeudas masivamente. La prisión de los deudores.

¿Qué pasa si piensas que tienes un trabajo seguro, compras un carro nuevo para complacer tu ego en busca de estatus y seis meses después te despiden o te bajan el salario? Todavía tienes las cuotas cayéndote como si fuera un bólido que te atropella a toda velocidad. Déjame decirte, como alguien que ha financiado un carro y ha sido despedido varias veces, se vuelve muy estresante intentar mantenerte al día con los pagos cada mes cuando no tienes ningún ingreso.

Igual escenario: eres suspendido, despedido o disminuido de cargo. Esta vez, sin embargo, fuiste lo suficientemente inteligente como para haber comprado tu vehículo en efectivo y sin deudas. De todo lo que te tienes que preocupar ahora es de la gasolina y los seguros.

Igual, todo lo que pagas mensualmente por un vehículo nuevo puede darte para vivir confortablemente en un apartamento decente. Imagínate deshacerte de toda esa deuda mensual. Podrías ahorrar unos pocos meses y comprar en efectivo un carro a la medida de tus ingresos sin tener que preocuparte de pagar ni una sola cuota mensual de nuevo. Incluso tomar el bus por unos pocos meses es un gran substituto a tener que endeudarte y pagar más cuotas.

Incluso si pagas por el vehículo en efectivo, no tiene sentido comprar un carro nuevo. Tan pronto como saques ese vehículo del concesionario, su valor se desploma aceleradamente. Compra el mismo auto uno o dos años después y ahórrate algo de dinero. En un año, ese carro que compraste nuevo es ahora uno usado y perdiste mucho dinero.

Claro, si vives en una ciudad con un buen sistema integrado de transporte público, puedes deshacerte de tu carro de manera permanente. Aún mejor, ahorras el dinero de la gasolina, de los seguros y MEJOR AÚN, no tienes que conducir todos los días en los trancones que te hacen perder valioso tiempo de vida.

Si es posible, montar una bicicleta o en un ciclomotor (yo sé que se ve estúpido) es un excelente y económico medio de transporte y de hacer ejercicio al mismo tiempo. Te reto a que encuentres a una persona gorda que monte bicileta todos los días.

Conducir un vehículo es una de las cosas más peligrosas que puedes hacer. Como un bono adicional, puedes salvarte de una probabilidad de 1 en 84 de morir en un accidente de tránsito. Podrías morir muchas veces en un accidente de tránsito antes de ganar alguna ves la lotería o de ser tragado por un tiburón.

Helo ahí. Reemplaza ese pedazo de chatarra que quema dinero tanto como quema gasolina, deshazte de esas esclavizantes cuotas, ahorra y consíguete un vehículo en efectivo con un buen kilometraje y que tenga la reputación de ser un vehículo de calidad.

No entraré en muchos detalles en lo absurdo que es rentar un carro. Solo diré que eso es pagar un ojo de la cara por rentar un carro, que tu y no el seguro es quien cubre todos los riesgos y que  estás limitado a un cierto número de kilómetros. Mejor te pones a conducir un vehículo con una fuga de gas. Mejor le regalas plata a toda la persona que conozcas y te haces nuevos amigos.

Simplifiquen sus vidas, MACHOS. Hace las cosas mucho más fáciles.

Comente o hay tabla...

%d bloggers like this: