La Verdad sobre el Dinero

Original publicado en Bold & Determined: The Reality of Moneymoneyreality[1]

Dinero, dinero, dinero. El dinero es nuestro salvador. El dinero es nuestro dios. El dinero debe de seguro ser valioso ya que tantos lo persiguen infructíferamente. Pero he aquí un dilema…

El dinero no es real. El dinero es imaginario. Fácilmente podríamos usar ramas y hojas de los árboles como divisa. El único valor del dinero es aquel que le damos, el valor que creemos que tiene. Incluso si tuviéramos un estándar de oro (no lo hay), no importaría. El único valor que tiene el oro es aquel que le conferimos. La única manera posible de darle valor al dinero es usando la comida como divisa.

Imagine…

Llegas a parar a una isla habitada por personas que no han sido corrompidas por el mundo exterior. La isla es rica en recursos naturales. Convences a los pobladores que este papel que llevas contigo es increíblemente valioso. A cambio de este papel, ellos acceden a romperse las espaldas en las minas y a darte todos sus recursos naturales a cambio de estos pequeños pedazos de papel. Tienes un suministro inacabable de papel, significa un comino para ti. Tomas el alimento natural que esta isla tiene, lo conviertes en mierda procesada con un gran período de expiración y la vendes de regreso a los pobladores de la isla. Con todos los recursos naturales que recibes, te vuelves más rico de lo que alguien pudiera imaginar.

Mientras te vuelves opulento, los habitantes de esta isla se vuelven extremadamente pobres, infelices, hambrientos, etc. Piensan que para que su situación mejore han de necesitar más de este papel. Recuerda, tienes papel ilimitado, pero para mantener a estas gentes trabajando, no les das el más mínimo aumento en su salario de papel. Pretendes que son épocas difíciles, de vacas flacas. Les dices que tienen que trabajar más duro y eventualmente conseguirán un mejor sueldo. Solo tienen que bajar sus cabezas y seguir dándole.

¿Qué pensarías de las gentes de esta isla a quienes fue tan fácil convencer de necesitar este insignificante papel a cambio de sus valiosas riquezas? Yo diría que son muy estúpidos. Tenían abundancia de recursos, tenían la riqueza de ser libres de pasar el tiempo con sus familias y sus amantes, tenían abundancia de comida de verdad.

Piensa en la imagen de los pobladores de esta isla. Piensa en tu trabajo de oficina.

¿Todavía no te sientes estafado?

¿Todavía piensas que vale la pena desperdiciar tu vida para acumular algo que equivale a nada?

¿Todavía piensas que sería una mejor idea renunciar de tu trabajo chupasangre y robaespíritu para así poder hacer lo que amas?

Yo sí.

Solo tienes una vida por vivir. No la vivas para hacer a alguien más, más rico.

Comments

  1. forastero says:

    Es verdad lo que has dicho, la sociedad y las gentes hacen una mala lectura de lo que es ser próspero, de lo que es ser exitoso, lo que realmente están siendo es ser devorados por el estilo de vida consumista que los medios les imponen y ellos sin chistar ni analizar se tragan ese cuento. De ahí que no tienen ni tiempo para descansar, para estar con los suyos, no tienen tiempo de nada más que de trabajar y trabajar, hey¡¡¡ somos humanos, no animales¡¡¡ pero si hasta los animales se toman sus tiempos para dormir la siesta¡¡¡ Ahora veo muchos conocidos míos que tienen hasta dos o tres trabajos, fuck¡¡¡¡ ¿¿k carajo pasa?? ¿¿que acaso les gusta ser esclavos?? si es así díganme que necesito algunos esclavos que trabajen para mi, mientras yo me dedico a lo que más me gusta hacer. Saludos y buen post.

Comente o hay tabla...

%d bloggers like this: