El Conformismo es Esclavitud

Original publicado en Bold & Determined: Contentment in Slaveryslavery-ds[1]

La esclavitud ha existido por muy largo tiempo. Desde que el hombre puso los cimientos de las primeras comunidades, los esclavos siempre se han roto, y se seguirán rompiendo, las espaldas para hacer al opulento más opulento. El rico no puede existir sin la clase media. Los mejores esclavos son aquellos que se matan por sus ricos amos, hacen todo el trabajo y pagan todos los impuestos pensando que están trabajando para sí mismos –trabajando para hacer sus propias vidas mejores.

No hay necesariamente nada malo con renunciar a su propio poder y trabajar para alguien más. El mundo necesita hormigas obreras. Sin embargo, si alguna vez has tenido el presentimiento de que estás desperdiciando tu vida trabajando un trabajo que odias para hacer a otro más rico, entonces puede que sea el momento que hagas algo al respecto.

La vida no tiene muchas reglas, pero una que está escrita en sangre y sudor es esta: NO PUEDES VOLVERTE RICO CON UN SALARIO. Cuando te pagan un salario eres fácilmente subyugable. Un salario no es nada más que el permiso que tus padres te daban para que salieras después de haber hecho tus deberes. Si haces tus tareas en el trabajo, te darán permiso, el dinero suficiente, para poder salir y divertirte el fin de semana hasta cuando el ciclo vuelva a comenzar el lunes. Tal vez si ahorras lo suficiente en el tiempo suficiente puedas comprar el nuevo sistema de entretenimiento que distraiga tu mente de las cosas importantes. Solo asegúrate de no aparecerte 6 minutos tarde más de las veces permitidas en el reglamento o te despiden.

¿No sería mucho más bonito ser aquel que tiene todo en poder en lugar de ser el que no tiene ninguno? La respuesta es si. Para poder alcanzar algo que valga la pena en esta vida, tienes que hacerlo tú mismo. Tienes que comenzarlo tú mismo, construirlo tú mismo y hacer dinero por ti mismo. En algún punto necesitarás de un equipo para que manejen ciertas operaciones, pero mientras apenas estés comenzando no es del todo necesario.

Agarra la vida con las manos.

Formúlate una sola pregunta cuya respuesta determinará entre si tienes o no lo que se necesita para vivir tu vida en tus propios términos y condiciones:

¿Estás conforme en tu esclavitud?

SI: Ah bueno. Muy bien. Deberías ir a otra página y ponerte a leer chismes de la farsándula.

NO: Excelente. Ahora hagamos algo al respecto. El mundo es tuyo para que lo cojas. Levántate y tómalo.

Trackbacks

  1. […] no estás dispuesto a sudar por ello, no lo mereces. Si estás dispuesto a morir por ello, estará ahí para que lo […]

  2. […] los pagos de la renta, de la hipoteca, de la tarjeta de crédito, del carro, de los préstamos. Todo ello por cosas que no incrementan nuestra felicidad ni hacen nuestras vidas mejores. Esa mierda es como un peso en nuestros hombros, aplastándonos poco a poco. Deshacerte de todas […]

  3. […] odias los Lunes porque te toca volver al trabajo, yo diría que esa es una clara señal de que es hora de cambiar de profesión. Yo amo los Lunes y en cierta manera me aburro los fines de […]

Comente o hay tabla...

%d bloggers like this: